...La Magia es una facultad de maravillosa virtud,
abordando los más altos misterios, conteniendo
la más profunda contemplación de las cosas secretas...

martes, 8 de mayo de 2012

El ataque

Anoche la anciana nos despertó para avisarnos de que algo o alguien estaba rondando la casa. Con cuidado de no ser vistos, observamos a través de una ventana a dos grandes criaturas de aspecto monstruoso que vagaban inspeccionando el lugar, una de ellas sostenía algo en la mano.

Tras unos minutos observándolas en silencio, oímos unas voces que nos resultaron familiares y con un escalofrío entendimos que los cambiaformas habían vuelto.

Después de dar unas vueltas, se dirigieron hacia la cuadra y, antes de que pudiéramos reaccionar cuenta la ermitaña salió tras ellos, seguramente a proteger a los animales. Rápidamente el phooka y el puck se abalanzaron sobre ella y nosotros, armados con los los atizadores de hierro de la chimenea, salimos en su ayuda.

Todo sucedió muy deprisa. Cuando quisimos darnos cuenta, los cambiaformas huían mostrando su verdadero aspecto y dejando tras de sí el fardo que uno de ellos cargaba: nuestro cuaderno.

Asustados, aunque algo más tranquilos, lo recogimos, y cuando íbamos a entrar en la casa, un sonido atrajo nuestra atención. Al girarnos vimos al phooka tocando su pequeña flauta a pocos metros de nosotros y, en un abrir y cerrar de ojos, usando su instrumento como cerbatana, disparó un pequeño dardo...

...directo al pecho de nuestra anfitriona.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada